domingo, 3 de abril de 2011

CULTIVO DE HIERBAS AROMÁTICAS Y MEDICINALES


Estas hierbas son plantas (domesticadas o silvestres) que crecen en parques, jardines, biohuertos y en cualquier otro lugar; y que además poseen como características resaltantes sus propiedades curativas y/o los aromas que poseen sus hojas, raíces o flores que se utilizan para mejorar el sabor de las bebidas y comidas.

Manejo
El manejo de estas plantas es similar al de las hortalizas del biohuerto, como ya se indicó anteriormente en el caso de manejo de plagas y enfermedades.

La cantidad de riegos semanales se realizan de acuerdo a la estación del año (dos a tres veces en verano y una en invierno). Se debe tomar en cuenta que gran parte de estas hierbas son muy sensibles al exceso de agua, lo cual se manifiesta en las pudriciones de toda la planta que se observan principalmente durante el invierno limeño (temperaturas de 12 – 16°C y humedad relativa del 100%).

El abonamiento se realiza cada 3 – 6 meses, cavando en círculo alrededor de los 10 cm al contorno de la planta sin dañar las raíces ó haciendo un agujero cerca de los 8 – 10 cm del tallo de la planta y agregando un puñado de compost o humus de lombriz, posteriormente se tapa el agujero y se procede a regar.

Otra labor de manejo es la poda (que en este caso será la cosecha), debido a que gran parte de estas plantas tienen un crecimiento rápido y siempre hay problemas de competencia con las plantas vecinas (estas hierbas tapan a las demás plantas) por ello es que se realiza la poda, principalmente en las mentas, hierba buena, orégano, etc.; para ello se corta los tallos con ayuda de una tijera de podar o un cuchillo bien afilado; el corte producirá el desarrollo de nuevos tallos.
Planta de Menta

Propagación
Cuando se decide empezar con el cultivo de hierbas aromáticas o medicinales generalmente se compra las plantas embolsadas que venden en los mercados o ferias, estas plantas ya se encuentran listas para el trasplante a una maceta o al biohuerto; estas plantas vienen enraizadas en un sustrato de musgo o arena de río, por ello antes del trasplante si se va a realizar en el biohuerto se debe cavar un agujero del tamaño de la bolsa y se debe aplicar en el fondo de este un puñado de compost o humus de lombriz, se extrae la planta de la bolsa con cuidado tratando de que no se desagregue el sustrato con las raíces y se coloca en el agujero; luego se hace un ligera presión sobre el sustrato de modo que no queden espacios de aire entre el agujero y el sustrato de la bolsa y se procede a regar la planta, se debe evitar que el agua entre en contacto con la parte baja del tallo de la planta, porque esta parte es sensible a las pudriciones, para ello se realiza un ligero aporque (acumulación de tierra alrededor de la base del tallo).
Riego alrededor de la planta

Si el trasplante se va a realizar a una maceta, esta debe de contener una mezcla de de musgo, compost y tierra en iguales proporciones, el musgo se utiliza para evitar que la tierra se compacte y endurezca evitando el desarrollo de las raíces. El proceso de siembra es el mismo que se explicó líneas arriba.

La mayor parte de estas hierbas se propagan por semillas y tallos con hojas (esquejes); entre las principales tenemos:

Semillas: Albahaca, anís, culantro, llantén, manzanilla, ortiga, paico, perejil, huacatay, etc.
Gran parte de estas hierbas son de periodo de vida corta, eso quiere decir que una vez que florecen la planta tiende a secarse y morir.

Esquejes y semillas: Chincho, hierba buena, cedrón, menta, muña, orégano, romero, etc.
Parte de estas hierbas son de periodo de vida larga, que significa que después de florecer solo una parte de la planta se seca y muere, mientras que otra parte empieza a brotar de nuevo por varios años.
Tallos de Orégano para esquejes

La siembra de semillas debe ser lo más superficial posible (menos de 1 cm de profundidad), debido al pequeño tamaño de éstas y en grupos de 3-6 semillas por golpe.
Para propagar por esquejes se deben extraer tallos gruesos de 20 cm de longitud aproximadamente que contengan hojas y se colocan en un envase con agua de modo que cubra la mitad de los tallos.
Esquejes de hierba buena, orégano y menta

Con ayuda de un rociador se aplica agua a las hojas para que siempre estén húmedas y permitan a la nueva planta tener alimentos, cada día se cambia de agua, al tercer día cuando han empezado a formarse brotes de raíces se procede a sembrar los tallos en el biohuerto o en una maceta. La tierra debe estar húmeda para el trasplante, después del trasplante se vuelve a regar.

Raíces que emergen de los esquejes de hierba buena (3er día)

De preferencia el trasplante se debe realizar en días donde no sale el sol y se presentan garúas, para evitar que el esqueje se deshidrate y pueda soportar el trasplante.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  1. CUIDADOS ESPECIALES DE LAS PLANTAS
  2. PRINCIPALES HIERBAS AROMÁTICAS Y MEDICINALES

6 comentarios:

  1. Muy buena idea de usar humus de lombriz. Es un excelente enraizador. Yo lo mezclo con un poco de estiérciol fresco y turba.
    También es excelente para los acodos aéreos, pero para esto lo mexclo con arcilla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. muy buenos consejos!
    tengo una duda: tengo una planta de toronjil en maceta pero le salen como unos bichitos verdes en las hojas que tengo que sacarlos manualmente todos los días, hay algun repelente que pueda utilizar?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Por lo que comentas puedo suponer que tu planta está siendo atacada por pulgones; lo que puedes hacer es: Primero, Dos veces por semana aplica agua en chorros (afloja la boquilla de un rociador) de modo que por la fuerza del agua los pulgones son retirados de las hoja. Segundo dos veces por semana diluye un pequeño trozo de jabón de lavar ropa blanco en agua, esa agua colócala en un rociador y aplícalo en gota fina sobre los pulgones que queden sobre y debajo de las hojas. Saludos.

      Eliminar
    2. noooo, por favor no hagas nada de eso. Las platas no están acostumbradas ni al agua en chorro ni al agua en jabón. Con la primera puedes levantar la tierra y dañar la planta, mietras que con la otra la intoxicas. Te lo digo por experiencia propia cuando te aconsejo que lo mejor es hacer un té de hortiga. Pones a hervir el agua, y cuando hierva la apagas y metes unas hojas de hortiga. Tapas la olla y dejas enfriar. Cuando se enfrie viertela suavemente en tu plantita. Me funcionó con mis aromáticas y el cultivo de lechugas. Suerte!

      Eliminar
    3. Hola. La receta que recomiendas tambien es muy buena para controlar pulgones. Saludos.

      Eliminar