miércoles, 6 de junio de 2018

COMO ESTIMULAR EL CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS DURANTE EL INVIERNO

Cuando llega el invierno, las bajas temperaturas que se registran todos los días, afectan el crecimiento de las plantas desacelerándolo o prácticamente deteniéndolo, esto se manifiesta cuando al evaluar diariamente tu biohuerto observas que por mas que han pasado varias semanas las plantas están del mismo tamaño. Esto se debe a que las bajas temperaturas desaceleran los procesos fisiológicos de las plantas por lo que su crecimiento y desarrollo es mas lento en invierno a diferencia del verano.  

Aunque las bajas temperaturas del invierno no se pueden modificar totalmente; existen técnicas que nos van a ayudar a estimular el crecimiento y desarrollo de las plantas durante esta época del año:
Aplicación de abonos foliares: Estos abonos al aplicarse directamente a las hojas y brotes va a permitir que los nutrientes estén mas disponibles en los lugares donde mas se necesitan; de esta forma se evita que la planta gaste energía en absorber los nutrientes y trasladarlos hacia las hojas y brotes. Los abonos mas usados son los bioles, los cuales son elaborados a partir de restos orgánicos animales y vegetales diluidos en agua bajo un ambiente sin oxígeno. Otros abonos foliares usados son el té de compost, de ceniza, macerado de ortigas, etc. Para estimular a las plantas se debe aplicar estos abonos foliares cada semana.
Aplicación de abono foliar en aguaymanto

Cultivo y abonamiento al suelo: Removiendo el suelo al contorno de las plantas se favorece el ingreso de oxígeno a la zona donde se desarrollan las raíces lo que favorece la absorción de los nutrientes del suelo, aparte si durante este proceso se aplica algún abono bien descompuesto como el humus de lombriz, se está inyectando nutrientes que van a estimular el crecimiento de las plantas.
Cultivo y abonamiento de plantas de ají
 

Mayor distanciamiento entre plantas: Durante el invierno se reduce la intensidad de la luz debido a que el cielo permanece nublado gran parte del día, a esto se suma la neblina Limeña que prácticamente oscurece las mañanas y/o tardes; esto afecta la fotosíntesis de las plantas, reduciendo la captación de luz y con ello la producción de los nutrientes básicos que necesita la planta (Carbono, hidrógeno y oxígeno). Para atenuar este problema se deben sembrar las plantas a mayor distanciamiento del normal, de esta forma no habrá competencia en ellas durante su crecimiento.
Mayor distanciamiento entre plantas

Uso de coberturas plásticas: Se pueden crear microclimas mas cálidos alrededor de los cultivos construyendo pequeños invernaderos con palos o fierros y plásticos transparentes. De esta forma se incrementará la temperatura que favorecerá el crecimiento de las plantas, Se recomienda que la altura de estas construcciones sea baja ya que eso favorece la no circulación del aire frío.
Invernadero casero para cultivo de almácigos

Uso de plantas resistentes al frío: Hay cultivos adaptados a crecer y producir a bajas temperaturas (13 – 15ºC); estos cultivos son: Las espinacas, zanahorias, acelgas, lechugas, etc. Si bien las bajas temperaturas también afectarán su crecimiento, la desaceleración no será muy marcada.

lunes, 4 de junio de 2018

LA IMPORTANCIA DE LA PROFUNDIDAD DE SIEMBRA

La siembra consiste en colocar la semilla bajo el suelo o sustrato para que, al hidratarse, empiece con el proceso de germinación que la llevará a formar una nueva planta. Si bien la siembra parece una labor sencilla que no necesita de mucha habilidad, es en realidad la razón por la que gran parte de biohuertos no llegan a producir; pues se subestiman varios factores que a la larga producen que la germinación sea dispareja o en el peor de los casos que no logren emerger las plantas.

El mayor problema con el horticultor es que piensa que debe sembrar la semilla lo mas profundo posible para que desarrolle mejor sus raíces y la planta sea mas grande al crecer; cuando lo que en verdad se está haciendo es condenarla a pasar varias dificultades para que logre emerger, si es que llega a hacerlo; estas dificultades son:
  • Va a estar mas susceptible a las pudriciones por exceso de humedad y poca aireación, ya que la semilla necesita de oxígeno para germinar adecuadamente.
  • Va a estar mas cerca de las plagas (Gusanos de tierra), las cuales van a comerse la semilla o parte de ella, impidiendo la germinación.
  • Va a gastar toda la energía que tiene para poder salir a la superficie, por lo que, si logra emerger, va a ser muy susceptible al ataque de plagas y enfermedades.

Las semillas de la mayor cantidad de hortalizas son de tamaño pequeño (Entre 1 – 5 mm.) Salvo algunas excepciones como el zapallo, fréjoles, caigua, etc. cuyas semillas tienen un tamaño de entre 1 – 2 cm. La profundidad de siembra está relacionada con el tamaño de la semilla; La regla, aunque muchas veces no se cumple, es que la profundidad no debe ser superior al doble del tamaño de la semilla. Es decir mientras la semilla es mas pequeña la siembra será mas superficial. El caso mas resaltante vienen a ser las semillas mas pequeñas (Apio, albahaca, lechuga, zanahoria, etc.) donde la profundidad de siembra se encontrará entre los 2 – 4 mm. Siendo lo mas superficial posible pero cuidando que el suelo o sustrato las cubra por completo para evitar que las aves las consuman.
 Siembra superficial de semillas de espinaca

Recomendaciones
  • Muchas veces se suele enterrar la semilla a una profundidad adecuada, pero al regar, las semilla salen a la superficie por erosión del suelo, por eso se recomienda evitar el riego por aspersión o usar la regadera, solo durante las primeras semanas del cultivo.
  • Antes de usar la semilla se debe de evaluar su porcentaje de germinación a través de una prueba; ésta se realiza colocando entre 25 – 50 semillas sobre un papel absorbente húmedo y viendo en 5 – 7 días cuantas logran germinar; de modo que si germina mas de la mitad se puede proceder con la siembra; en caso contrario se debe buscar otra semilla para la siembra.
Germinación de semillas de lechuga

jueves, 17 de mayo de 2018

¿POR QUÉ ES BUENO REGAR LAS PLANTAS CON EL AGUA DEL LAVADO DE ARROZ?

El agua en la que se lava el arroz, previo a su cocción, es un líquido de color blanquecino que muchas veces tiramos al lavadero pues no sabemos que es muy rica en nutrientes para las plantas; por eso es usada en la agricultura para abonar las plantas durante el riego, es decir tiene un doble propósito ya que además de hidratar las plantas también las abona.

Este insumo posee hierro, potasio, zinc, magnesio, etc. Elementos que la planta necesita para su crecimiento  desarrollo. Además posee carbohidratos que sirven de alimento a los microorganismos del suelo encargados de descomponer la materia orgánica en sustancias mas simples. Todos estos elementos se disuelven en el agua enriqueciéndola y convirtiéndola en un abono líquido.
 Agua de lavado de arroz

El uso de este insumo en el riego permite también el reaprovechamiento del agua, por lo que se evita un gasto innecesario de este insumo; si es que tomamos en cuenta que en el Perú se consume arroz casi todos los días de la semana, por lo que tenemos una fuente permanente de abono líquido para las plantas.

Esta agua, generalmente, se aplica al suelo para regar las plantas, esto beneficia a las plantas ya que los nutrientes se encuentran disueltos y pueden ser rápidamente absorbidos por las raíces de las plantas. Se recomienda aplicar este líquido en las tardes, a partir de las 5:00 pm. Cuando los rayos solares disminuyen y no hay evaporación de la humedad del suelo, de manera que pueda ser aprovechada adecuadamente por las raíces de las plantas.
Aplicación del agua de lavado de arroz

miércoles, 16 de mayo de 2018

CARACTERÍSTICAS DE UN BIOHUERTO DE SIERRA

Un biohuerto viene a ser el espacio donde se cultivan de forma ecológica diversas especies de plantas entre comestibles, ornamentales, pasturas para los animales, forestales, etc. con el objetivo de mejorar la alimentación del horticultor o como fuente de ingresos al vender los excedentes de la producción.

La Sierra peruana se encuentra ubicada dentro de la cordillera de los Andes, lo que origina que la agricultura y especial el cultivo de biohuertos que se practiquen en esta región tenga características especiales que los diferencian de los ubicados en otras regiones del país.
 Paisaje agrícola típico de la Sierra del Perú

Un biohuerto ubicado en la Sierra, tiene las siguientes características resaltantes:
  • Se riega de dos formas durante el año: A través de las lluvias (durante los meses de Noviembre – Marzo) y por riego de gravedad a través de surcos durante los otros meses del año. Siendo en la temporada de lluvias el momento en el que se realiza la mayor cantidad de siembras y cosechas.
  • Se instalan de preferencia cerca de los valles o lugares abrigados donde el clima no es muy extremo (No hay heladas, granizadas, etc.). La altura que permite el crecimiento y desarrollo adecuado no debe superar los 2500 sobre el nivel del mar, aunque hay excepciones que vienen a ser los valles.
  • Se ubica, de preferencia, cerca de las casas donde vive la población, pues es una fuente cercana de alimentos para la alimentación; Ya que complementan la dieta del poblador de la Sierra que mayormente cultiva la papa, maíz, trigo, cebada, etc. los cuales son mayormente fuente de carbohidratos.
  • Se abonan continuamente con el estiércol de los animales que son criados contiguamente y que de seguro son alimentados con los restos de las cosechas, creando un ciclo natural de reciclaje de nutrientes. Muy poco se usa el compost o el humus de lombriz.
  • Se cultivan principalmente a través de surcos o camas altas para evitar que el agua de lluvia se acumule cerca de la base del tallo de las plantas y se eviten pudriciones.
  • Predominan cultivos resistentes a las bajas temperaturas, sobretodo nocturnas, como pueden ser la zanahoria, espinaca, alverjas, coles, choclo, etc. Los cuales mayormente se siembran en asociación para aprovechar mejor el espacio y tener mayor biodiversidad.
Biohuerto de sierra donde se promueve la asociación de cultivos

jueves, 8 de febrero de 2018

¿CÓMO MEJORAR LA APLICACIÓN DE LOS PLAGUICIDAS FOLIARES ECOLÓGICOS?

Los plaguicidas foliares ecológicos vienen a ser los líquidos que provienen de procesos de maceración, cocción, dilución, etc. Tanto de hierbas o sustancias con alguna propiedad insecticida, fungicida, etc. Que al aplicarse a las plantas controlarán el ataque de alguna plaga o enfermedad que afecta su normal crecimiento y desarrollo, no permitiendo obtener una adecuada cosecha. Estos productos, al ser ecológicos, no van a causar la contaminación de las plantas, los suelos ni el agua, ya que son biodegradables y se pueden usar varias veces para un mejor control.
Aplicación de plaguicida foliar en el biohuerto

La aplicación de los plaguicidas ecológicos es fundamental para evitar que las plantas sean atacadas por plagas o enfermedades; sin embargo, muchas veces solemos cometer algunos errores tanto en su elaboración como en sus aplicación, por lo que, para que la aplicación sea mas efectiva se deben seguir las siguientes recomendaciones:

A.   En la preparación de los plaguicidas ecológicos
  • Realizar un adecuado tamizado: Pues al ser elaborados, en su mayoría, a través de los procesos de la maceración, cocción o dilución, tienden a presentar muchos restos sólidos en suspensión que pueden taponar los aparatos rociadores con los que se va a realizar la aplicación. Por eso, se deben usar coladores o telas finas para el tamizado.
  • Evitar exponer al sol los envases donde se vienen elaborando estos productos: Es decir no almacenarlos en lugares expuestos directamente al sol mientras están en su fase de maceración, enfriado, etc. Ya que se producirá una fermentación no controlada y no se obtendrán las sustancias plaguicidas requeridas. Lo recomendable es colocar estos envases en lugares frescos y ventilados.
Fungicida: Macerado de hojas de papaya

B.   En la aplicación
  • Se debe revisar si el rociador funciona correctamente: Se debe evaluar si bota el preparado en gotas finas, ya que si bota chorros, el líquido no se van a adherir adecuadamente a las hojas de las plantas ni al cuerpo de las plagas por lo que se va a gastar mas producto que no va a ser aprovechado.
  • Aplicar preferentemente a los brotes y al envés de las hojas: Pues en estas partes se concentran la mayor cantidad de plagas, ya que los tejidos son mas tiernos y tienen mejor sabor; además se refugian debajo de las hojas cuando hay algún peligro; por lo que estas partes son las mas susceptibles.
Presencia de gusanos comedores de hojas y pulgones en el envés de hojas de col
  • Evitar aplicar los plaguicidas al mediodía: O cuando el sol está muy fuerte, ya que se evapora mas rápido el producto de las hojas y no será efectivo para el control de plagas o enfermedades. El mejor momento para aplicar estos productos es en horas de la mañana, alrededor de las 7 – 9 am. Ya que en la tarde empieza a correr el viento y el producto no va a caer sobre la planta de forma adecuada.
  • Agitar constantemente el plaguicida: Ya que al ser una mezcla de varias sustancias en agua, se depositarán los sólidos en el fondo del envase, por lo que no todo el producto no tendrá el mismo efecto cuando se aplique; por eso a cada momento debe agitarse la botella o envase mientras se está realizando la aplicación.
  • Usar las dosis recomendadas: Por lo general, los plaguicidas ecológicos no causan daños a las plantas debido a que son productos naturales que se degradan rápidamente, por eso algunos suelen aplicarlos “puros” es decir, sin diluirlos en agua; sin embargo, hay momentos en los que las plantas son mas sensibles a estos productos: Cuando son tiernas (Recién están formando sus primeras hojas verdaderas) y durante la floración; en esos casos se pueden producir quemaduras, marchitez y caída de flores. Por lo que en estos momentos se deben diluir en agua a las dosis recomendadas.
Aplicación de insecticida elaborado con agua de cocción de tarwi o chocho

C.   En el almacenamiento
  • Usar todo lo que se pueda: Se debe procurar usar toda la preparación, evitando que sobre, ya que debido a que estos productos se degradan rápidamente pueden perder su propiedad plaguicida si es que es guardan para otros días.
  • Guardar las sobras en el refrigerador: En caso hayan sobras, se deben colocar dentro de una botella, con la tapa bien cerrada, en la parte baja del refrigerador; lo recomendable es no congelarlas por mas de 5 días, pues los preparados van a perder sus propiedades plaguicidas y no serán efectivos al aplicarse a las plantas.