viernes, 4 de marzo de 2011

ABONAMIENTO Y ELABORACIÓN DE ABONOS


Se realiza con la finalidad de devolver al suelo los nutrientes que las plantas extraen durante su ciclo de producción, de modo que siempre se mantenga la fertilidad natural del suelo para que no se altere la población de microorganismos y las relaciones ecológicas entre ellos. Por lo tanto, se entiende que el abonamiento se debe realizar cada vez que se va a hacer una siembra.

Los nutrientes que las plantas extraen vienen a ser elementos simples que son utilizados para poder producir sustancias mas complejas que constituyen la fuente alimenticia de la parte de la planta que se va a cosechar. Estos elementos son el carbono, hidrógeno y oxígeno, que son aportados por el agua y el ambiente y se requieren en grandes cantidades para que la planta pueda crecer; el nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, magnesio, calcio, etc. son aportados por el suelo y el agua de riego, y se requieren en cantidades variables según el elemento, algunos como el nitrógeno, potasio y fósforo en cantidades altas y otros como el sodio, boro, manganeso, etc. en cantidades muy pequeñas.

Un buen abonado debe aportar todos los nutrientes en cantidades equilibradas sin que el exceso de un elemento impida la absorción de otro, los principales abonos que cumplen estas necesidades son el estiércol seco, el compost y el humus de lombriz.

El estiércol
Se obtiene de los animales de granja (vaca, oveja, pollo, cuy, etc.). Es preferible que se aplique ligeramente compostado y seco, debido a que si se aplica fresco puede quemar a la planta por el incremento brusco de temperatura y la presencia de sales.
Los mejores estiércoles se obtienen de animales alimentados con forrajes verdes que si fueran alimentados con alimentos concentrados debido a que éstos últimos están formulados para ser completamente absorbidos por el animal y su estiércol es pobre en nutrientes para el suelo. Además, es preferible utilizar el estiércol de animales criados bajo sombra debido a que estará menos expuesto al ambiente por lo que será más rico en microorganismos y se evitará la volatización de nutrientes. Los estiércoles de cuy y conejo cumplen estas características.
El abonamiento con estiércol se realiza en promedio con 5 kilos de estiércol o guano por metro cuadrado (m2), por ejemplo si nuestra parcela mide 2 m. de largo por 1 m. de ancho, el área total será de 2 m2 y la cantidad de estiércol a aplicar será de 10 kg.

El compost
Es un abono que se obtiene de un proceso controlado de transformación de materiales orgánicos, debido a la actividad de alimentación de diferentes microorganismos (bacterias, hongos, insectos, etc.) en presencia de aire (oxígeno).
Este abono orgánico se prepara con estiércol de los animales de granja (aves, cuyes, vacas, ovejas, etc.), residuos de cosechas, desperdicios orgánicos de la cocina, paja seca o plástico y agua.
Para obtener un compost de buena calidad, se requiere crear un ambiente adecuado para el desarrollo de los microorganismos encargados de la degradación de la materia orgánica y controlar además factores físicos, químicos y biológicos.

Para su preparación deben tenerse en cuenta las siguientes indicaciones:
Se busca un sitio plano y seco, se debe limpiar y retirar los desechos que no pueden ser compostados como piedras, vidrios, papales etc.
Según la disponibilidad de material orgánico se debe disponer una capa de 10 - 15 cm de paja seca o ramas delgadas de árboles.
Después se debe colocar una segunda capa, de 5 – 10 cm de espesor, de estiércol de animal. Luego seincorpora una tercera capa de residuos vegetales o de cocina, de 10 – 15 cm de espesor.
Continúe agregando estas capas alternadamente hasta alcanzar aproximadamente 1,5 m de altura. Cada 4 capas se debe regar con agua hasta que en la parte inferior empiece a drenar el agua. Para asegurar una buena aireación de la parte central se debe colocar un tubo grueso con orificios que va a funcionar como chimenea, ó en todo caso se puede abrir un orificio grueso de modo que la pila de compost tenga una forma de rosca.
Al finalizar se debe cubrir la pila con paja seca o con un plástico con orificios para evitar que el sol y el ambiente maten a los microorganismos y se evite la volatización de nutrientes al medio ambiente.

Se debe regar cada 10 – 14 días la pila según el clima y se debe realizar un primer volteo aproximadamente un mes después de haberla construido (puede transcurrir más tiempo en invierno y menos en verano). El volteo se debe realizar colocando la parte superior de la pila en la base de la nueva pila y la parte inferior en la parte superior, de modo que ésta parte reciba más oxígeno y pueda descomponerse.
Se debe realizar volteos cada mes, al tercer mes el compost ya se encuentra listo, durante cada volteo se podrá observar que el volumen disminuye y se va formando tierra de color oscuro y sin malos olores, eso nos indica que la preparación está correcta.


Si se desea evitar la presencia de malos olores, moscas y roedores es recomendable cubrir la pila con cal de obra o ceniza vegetal que va a servir de desinfectante, además del uso de chimeneas o agujeros en la parte central.
Antes de usarlo, es recomendable regarlo con abundante agua y dejarlo secar para reducir el exceso de sales que queman las plantas, esta sales se irán con el agua que drena.
Si se desea se puede tamizar con mallas de alambre de ¼ ó ½ pulgada para poder separar la parte gruesa de la fina, la parte gruesa está formada por restos que necesitan seguir descomponiéndose. La parte fina será la que será mejor absorbida por las plantas.

El humus de lombriz
Es el estiércol de cierto tipo de lombrices que se alimentan de estiércoles descompuestos o de compost. Es el abono natural que puede ser absorbido más rápidamente por las plantas debido a que está constituido por sustancias simples que son fácilmente asimiladas por las raíces y traslocadas a todas las partes de las plantas.
Para la elaboración casera de humus de lombriz se debe colectar lombrices de la zona, se encontrará mayor cantidad en jardines y parques después de ser regados, luego de colectadas se deben de colocar sobre una pila de compost cernido, luego se precede a regar, al sentir la humedad las lombrices penetrarán por el compost y empezarán a alimentarse. Es necesario que la pila de compost esté protegida por un techo de modo que el ambiente esté fresco para evitar la mortandad de las lombrices. Cada semana se debe realizar un riego, el humus estará listo al cabo de 1 – 2 meses según la cantidad de compost a descomponer.




Para cosechar el humus de lombriz se debe colocar encima de la pila un poco de compost fresco y húmedo, al día siguiente se podrá observar que la gran mayoría de lombrices estarán en esta parte, atraídas por el alimento, se procede a retirar este compost y lombrices, se tamiza el resto con una malla metálica y ya se encuentra listo para ser utilizado.

El compost y humus se usan en mezcla al momento de la preparación del suelo. Al momento de la siembra se puede aplicar en cantidades de 1 - 2 kg por m2. Cuando las plantas son de vida mayor a 5 meses (tomate, papa, flores, etc.) se aplica además un puñado en un anillo cavado alrededor de las plantas cada 2 - 3 meses.

ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada