martes, 2 de junio de 2015

USO DE SEDIMENTOS DE ACEQUIA COMO ABONO

Los sedimentos vienen a ser los materiales sólidos que se acumulan en el fondo de las acequias o canales de riego que se utilizan para irrigar campos de cultivo, parques, jardines, etc. Estos sedimentos inicialmente se encuentran disueltos en el agua que discurre hacia su destino, pero, al disminuir su volumen y estancarse, se depositan (o sedimentan) en el fondo del canal formando un barro que al secarse se puede desintegrar obteniendo un sustrato oscuro de textura arenosa y rico en nutrientes. 

Estos sedimentos son ricos en nutrientes debido a que gracias al estancamiento de las aguas han formado parte de la descomposición de materiales orgánicos: animales (como estiércol, insectos, restos animales, etc.), vegetales (como restos de plantas,  hojas, etc.) e incluso partículas minerales resultantes de la erosión de los suelos donde se origina la fuente de agua (río, lago, nevado, etc.)
Acequias de riego en medio de la ciudad

Otra ventaja del uso de los sedimentos de acequias es que por su textura arenosa no tienden a compactar el suelo, por lo que se puede utilizar como sustrato en la instalación de almácigos pues permitiría la extracción de las plantas sin dañar las raíces.

Dentro de la agricultura, es un insumo que se puede usar como abono de fondo (durante la preparación del suelo) dado su bajo precio, facilidad de obtención y aporte de nutrientes. El tratamiento de los sedimentos para poder utilizarlos en la agricultura requiere los siguientes pasos:

Paso 1: Colecta de los sedimentos
Cuando disminuya el volumen de agua del canal de riego, entre  4 – 6 días después del último riego, se procede a extraer los sedimentos, los cuales se encontrarán en forma de lodo. Para facilitar esta actividad se debe usar una lampa cuchara y un balde.
 Colecta de sedimentos en el fondo de las acequias

Paso 2: Secado de los sedimentos
El lodo se extiende sobre una fuente y se pone a secar al sol por 2 – 4 días dependiendo de la estación del año, para facilitar su secado y la desinfección (o eliminación) de microorganismos dañinos, a través de la solarización. Para facilitar esta actividad (secado y desinfección uniforme) se debe desmoronar cada día los sedimentos hasta que se encuentren en estado de polvo.
Secado de sedimentos por solarización

Paso 3: Selección de los sedimentos
Una vez que los sedimentos se encuentran secos y en polvo fino, se debe seleccionar este sustrato para eliminar piedras, restos vegetales, basura, etc. que afecten su incorporación al suelo.
Selección de sedimentos

Paso 4: Incorporación al suelo                                     
Este sustrato se esparce en el suelo durante la preparación del suelo de modo que durante la remoción o volteo se pueda incorporar. Se debe aplicar entre  2 – 4 Kg. por cada m2 de área a cultivar. También se puede aplicar durante el aporque, espolvoreando un puñado alrededor de la base del tallo y luego taparlo con tierra usando un pico o una lampa. 
Incorporación al suelo de los sedimentos

2 comentarios:

  1. Hola, recomendaría que el lodo de las acequias de ciudad se utilice solamente en plantas ornamentales ya que puede tener todo tipo de químicos (aceite de coches, alquitrán, raticidas, gasolina...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muy buena sugerencia: Por eso recomiendo el uso de los lodos de las acequias que discurren por los parques, de esa forma nos estaríamos dando cuenta que no va a dañar a las plantas. Saludos.

      Eliminar