lunes, 1 de septiembre de 2014

LOS PURINES ANIMALES Y SU USO EN EL BIOHUERTO

Aunque el término reúne una diversidad de productos de diferente composición y forma de obtención, los purines vienen a ser los residuos líquidos de origen orgánico que provienen de dos fuentes: Vegetal, animal y/o su combinación. Las formas de obtención vienen a ser:
Fuente vegetal: Macerados de restos vegetales (raíces, tallos, hojas y flores.)
Fuente animal: Orina de animales, líquidos derivados de la descomposición de restos de animales y/o su estiércol.
Purines de origen animal (Compost)

La forma mas común de obtener los purines de origen animal es a través de la colecta de los orines de los animales de granja criados en jaulas donde debajo del falso piso se colocan bandejas que recepcionen la orina y el estiércol apenas es evacuado por el animal. Por lo general la crianza de cuyes y conejos facilita el desarrollo de esta actividad. Otra forma de obtención es a través del compostaje sobre el suelo, cuando al instalar un montón o pila compostera que alterna capas de estiércol y de restos vegetales, se procede a regar desde arriba y se observa que en la parte inferior emana un líquido de color oscuro, el cual se pierde, al ser absorbido por el suelo si es que no se coloca un sistema de captación.
Captación de purines a través de jaulas

Los purines tienen tres usos dentro de la agricultura ecológica:
Como abono líquido foliar: Pues, por sus contenidos elevados de nitrógeno, fósforo y potasio en forma disponible, dependiendo de la fuente de donde provienen; pueden ser rápidamente absorbidos por las hojas de las plantas y permiten corregir deficiencias; por lo que se recomienda en plantas grandes como tomate, ají, maíz, etc.

Como abono líquido al suelo: Aplicado junto con el agua de riego, permite la absorción de las raíces y su posterior traslado a las hojas, se recomienda su uso en plantas pequeñas y de rápido crecimiento como culantro, rabanito, etc. También se usa junto con los estiércoles para reactivar la actividad microbiana benéfica del suelo y favorecer su fertilidad (se mejora la absorción de nutrientes).

Como fungicida: Debido a sus compuestos (ácido úrico y presencia de sales) que poseen propiedades anti-fúngicas o controladoras de hongos es utilizado como medicamento para evitar y curar la presencia de manchas oscuras en hojas y frutos pequeños, cabe destacar que estas enfermedades se producen en climas tropicales.

Dado el contenido elevado de ácido úrico en los purines, proveniente del metabolismo del nitrógeno dentro del cuerpo de los animales, y de sales provenientes de la limpieza del organismo de parte de los riñones, no se debe aplicar en estado puro pues puede quemar las hojas, es decir, produce marchitez porque los tejidos de las hojas son sensible a estos compuestos; por eso se debe diluir en agua, siendo una dosis recomendable diluir una medida de purines en cinco medidas de agua; por ejemplo: Una taza de purines se mezcla con cinco tazas de agua, un litro de purines se mezcla con cinco litros de agua, etc. Las aplicaciones se deben realizar cada semana como curativo de hongos o cada dos semanas como abono y siempre con un rociador que produzca gotas finas para que se adhieran con facilidad a los tejidos vegetales. 
Aplicación de purines diluidos en agua

1 comentario:

  1. Estupendo y clara exposición.
    www.caminante-buceador.blogspot.com

    ResponderEliminar