domingo, 19 de julio de 2015

SIEMBRA DE ESQUEJES DE ALBAHACA

La albahaca es una hierba aromática muy utilizada en la gastronomía para mejorar el sabor de las comidas e incluso como parte de la decoración de los platos. Al ser una hierba de corte se puede cosechar cortando los tallos durante varios meses e inmediatamente la planta producirá nuevos tallos. La planta se propaga principalmente a través de semillas, las cuales se obtienen de la fecundación del óvulo con el polen y tardan entre 2 – 3 meses en estar listas para la cosecha, dependiendo del clima, por otro lado, también se pueden obtener plantas nuevas a partir de los tallos con hojas o esquejes, los cuales tardan entre 1 – 2 meses en estar listos para la cosecha; Aunque, de seguro ya te estás animando a sembrar solo esquejes de albahaca debes de tomar en cuenta algunas recomendaciones, las cuales solo se aplican para las condiciones climáticas de la costa central del Perú. Estas condiciones son:

Los mejores esquejes se obtienen de plantas de entre 5 – 6 meses de edad y que no han sido cosechadas, para ese momento los tallos de la base empezarán a ponerse de color marrón, lo cual indica la formación de tejido leñoso, además, el grosor de la mayor parte de los tallos permite que después de realizar la siembra el esqueje no se deshidrate.

La mejor época para realizar la extracción y siembra de esquejes es durante los meses de junio – septiembre, que son los meses donde las bajas temperaturas del invierno inducen dos cosas:
Primero: Que la planta no produzca flores y solo se dedique a la formación de tallos y hojas, a diferencia del verano donde ocurre lo contrario y los tallos son mas tiernos pero muy delicados.
Segundo: Los esquejes de albahaca obtenidos en el invierno tienen mayor cantidad de fibra, por ello, tienen un color mas oscuro, lo que asegura que al sembrarlos no se deshidraten con facilidad, a esto se suma que las bajas temperaturas disminuyen la transpiración o pérdida de agua de las hojas.
 Esqueje de albahaca sembrado en invierno 

El tamaño de los esquejes varía entre 10 – 15 cm. dependiendo de la profundidad de suelo que se posee y la cantidad de hojas del tallo, por lo general, mientras el tallo es mas oscuro, grueso y compacto (tallos cortos, pero llenos de hojas) hay mayor probabilidad que prenda y enraíce rápidamente.
Esqueje de albahaca

Cuando las plantas  no se cosechan a tiempo empiezan a crecer y desarrollarse los tallos y hojas aumentando su peso, por ello, es normal que se quiebren o doblen los tallos laterales hasta el nivel del suelo; Este hecho facilita que los tallos quebrados desarrollen raíces aún estando unidos a la planta madre; este es un ejemplo de una técnica de propagación denominada acodo, donde al final se corta el tallo y se obtiene una nueva planta con raíces, la cual se puede sembrar.
Acodo de albahaca (Tallo enraizado)

Por último, la siembra de esquejes se debe realizar regando el suelo y luego haciendo un agujero en el centro del surco o maceta, se coloca el tallo con hojas de modo que la mitad se encuentre enterrada y la otra mitad se recueste hacia un lado, se tapa y se vuelve a regar. Si la siembra fue exitosa y el clima nos ayuda, a los dos días la planta debe de seguir verde y turgente, caso contrario habrá que volver a sembrar un nuevo tallo.
Siembra de esqueje de albahaca

2 comentarios:

  1. gracias es un exelente articulo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por publicar la informacíon excelente!!!

    ResponderEliminar