lunes, 20 de julio de 2015

INSECTICIDA CASERO DE TABACO

El tabaco es una planta cultivada en climas tropicales de cuyas hojas secas se elaboran los cigarrillos, lo cuales, como todos sabemos, son unos de los productos cuyo consumo puede causar enfermedades respiratorias e incluso cáncer debido al efecto tóxico de la nicotina, sustancia química que se encuentra dentro de este producto. Sin embargo, lo que muy pocas personas saben es que los cigarrillos se pueden utilizar dentro de la agricultura para elaborar un insecticida casero y natural.

El líquido macerado que se obtiene de las hojas secas del tabaco (Nicotiana tabacum) es uno de los preparados ecológicos más fáciles de elaborar y de mejor poder insecticida de insectos picadores-chupadores como pulgones, mosca blanca, etc. Además, de gusanos pequeños.

Materiales e insumos
5 Cigarrillos sin usar
1 litro de agua
Recipiente de plástico con tapa
Una tijera
1 pequeño trozo de jabón blanco de lavar ropa
1 Rociador de agua

Preparación
Al conseguir los cigarrillos se procede a extraerles los restos de las hojas secas y colocarlas dentro de un recipiente, desechando el filtro y el papel de la cubierta; Luego, se agrega el agua sobre las hojas de modo que las cubra totalmente. Al final se tapa y se coloca en un lugar fresco.
 Extracción del tabaco de los cigarrillos
 Remojo del tabaco en agua

La mezcla se deja reposar alrededor de 12 – 24 horas para que la nicotina se disuelva en el agua, al finalizar este periodo se debe tamizar el líquido (separarlo del sólido) de color marrón, el cual estará listo para ser aplicado a las plantas. Una característica de este preparado es su olor característico a cigarrillo, el cual es muy fuerte y fácil de impregnarse si es tocado, por ello, se recomienda usar guantes. Sin embargo, este olor no causa daños en la planta, por lo que puede ser aplicado sin ningún problema.
Insecticida de tabaco luego de un día de macerado

Aplicación
La aplicación se realiza colocando el líquido macerado dentro de un rociador que produzca gotas finas de modo que queden adheridas a las hojas; si se desea una mayor adherencia y poder repelente se puede disolver un pequeño pedazo de jabón blanco de lavar ropa.

Para un mejor control de los insectos picadores-chupadores se debe aplicar este preparado en la parte superior e inferior de las hojas, debido a que estos insectos se desarrollan en el inferior de las hojas. Se debe aplicar de preferencia entre 2 – 3 veces por semana como preventivo para evitar que sea atacado por las plagas o dejando un día cuando la plaga ya está presente, es decir como curativo.
Aplicación del macerado de tabaco

Recomendaciones
Se debe usar toda la mezcla apenas se encuentre preparada, debido a que por acción de la fermentación se pierden sus propiedades insecticidas en pocas horas.

Este insecticida es muy tóxico por lo que también puede afectar a los insectos benéficos (insectos que se alimentan de otros insectos plaga), por lo que se debe tener cuidado durante la aplicación para que sea más localizada a las áreas donde están presentes las plagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario