miércoles, 11 de noviembre de 2015

USO DE RESTOS DE CAFÉ MOLIDO EN EL CULTIVO DE PLANTAS

Los restos de café molido son los residuos sólidos que se obtienen del proceso de filtración del mismo dentro de una cafetera para la obtención del zumo concentrado de café, muy apreciado para la preparación de esta famosa bebida que se consume en el desayuno o en altas horas de la noche para mantenerse despierto. El café molido se obtiene de la molienda de los granos secos de café, este es un insumo de un olor muy agradable y fácil de distinguir; además tiene una consistencia de tierra desmoronada lo cual facilita su filtración.
                                                                  Café molido luego de su filtrado

Dada la naturaleza orgánica (fácil de descomponer) de este insumo, los restos de café se pueden utilizar dentro de la agricultura ecológica para proteger a las plantas del ataque de plagas (gusanos de tierra, caracoles y babosas) y como aporte de nutrientes (como el potasio y en menor cantidad de nitrógeno, calcio, magnesio, fósforo, etc.) que la planta puede aprovechar para su crecimiento y desarrollo; Además, aplicado en pequeñas cantidades incrementa ligeramente la acidez del suelo, mejorando las condiciones para la liberación y absorción de algunos micro-nutrientes para que las raíces de las plantas puedan absorberlos (como el hierro, manganeso, cobre, zinc, etc.)

Los restos de café molido se pueden aplicar de diferentes formas, dependiendo del tamaño y el hábito de crecimiento de la planta y del tipo de plaga que se desea controlar. De esta forma lo aplicamos para:

Control de gusanos de tierra, caracoles y babosas: Espolvoreo al contorno de la base del tallo.
Para evitar el ataque de plagas que se comen los brotes de plantas tiernas o recién trasplantadas se debe tomar un puñado y se espolvorea alrededor de la base del tallo; Esto actúa como un repelente natural, pues evita que las plagas que están escondidas debajo de la tierra u hojarasca puedan acercarse a las plantas por su olor fuerte y penetrante. Las aplicaciones se deben realizar cada semana hasta que las plantas tengan un mayor tamaño y los tallos sean mas fibrosos (ya no sean del agrado de las plagas).
Uso de restos de café molido como repelente

Como abono: Espolvoreo durante la preparación del suelo o aporque.
Para incrementar la fertilidad del suelo y promover que el potasio y los micro-nutrientes se encuentren disponibles para su absorción por las raíces de las plantas, se debe espolvorear entre 3 – 5 puñados (alrededor de 150 gramos en estado seco) por cada m2 de área a cultivar durante la preparación (o volteo) del suelo, junto con el abono. También se puede aplicar durante el aporque, espolvoreando un pequeño puñado alrededor de la base del tallo y luego taparlo con tierra usando un pico o una lampa. Al final se riega para que se inicie la descomposición y liberación de nutrientes.
Aplicación de restos de café molido durante la preparación del suelo
Incorporación de restos de café molido 

Importante:
Se debe tomar en cuenta que este insumo no se puede aplicar en grandes cantidades al suelo o al contorno de las plantas, debido a que es muy ácido, lo cual puede producir quemaduras a las raíces y acidificar el suelo con lo que no se podrían liberar gran parte de los nutrientes que necesitan las plantas.

Para una mejor aplicación e incorporación en el suelo se debe aplicar en estado seco, para ello se puede extender sobre una fuente o un plato por algunas horas al sol.

Se puede mezclar con otros residuos de cocina para la elaboración de compost casero, así mismo para reducir su acidez se puede aplicar ceniza de madera o cal de obra.
Incorporación de restos de café molido durante el aporque o cambio de surco

3 comentarios:

  1. Gracias por todo lo que publican es un gran aporte

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todo lo que publican es un gran aporte

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo plantado remolacha en un cajón de chupete esta bien un puñado de cafe

    ResponderEliminar