lunes, 1 de abril de 2013

EXTRACCIÓN DE SEMILLAS DE LECHUGA

La semilla viene a ser cualquier parte de una planta que al ser sembrada va a originar una nueva planta; de acuerdo a esta definición existen dos tipos de semillas: De origen sexual y asexual. En esta oportunidad vamos a hablar de la semilla sexual; La cual se origina luego de la fecundación del óvulo de parte del polen y tiene como característica resaltante la mezcla de información genética de sus progenitores (tamaño, forma de hojas, color, sabor, número de frutos, etc.); por ello, es que muchas veces podemos observar dos hortalizas de la misma especie, pero, de diferente forma de planta y sabor.

La lechuga es una hortaliza cuyo período de cultivo puede variar de 3 – 5 meses dependiendo del cultivar sembrado; sin embargo, si la cosecha no se realiza en su debido momento, la planta empezará a formar un tallo alargado central del cual emergerán cientos de pequeñas flores de color amarillo, las cuales, luego de ser fecundadas, empezarán a secarse y a formar pequeñas semillas de forma alargada que serán dispersadas por acción del viento. Todo este proceso puede durar entre 2 – 3 meses adicionales al cultivo; en los cuales se debe de seguir regando, para favorecer el desarrollo de las flores, salvo en la última etapa en la que se necesita sequía para que todos los nutrientes de la planta migren a las semillas.
Planta de lechuga a inicios de floración

Pasos para la extracción
Antes de extraer las semillas se debe tener la certeza que las semillas ya se encuentran formadas, esto se realiza agitando levemente la planta y observando si las semillas caen con facilidad, si esto no sucede, significa que todavía están unidas a la planta porque les falta absorber mas nutrientes de ella para terminar su formación. Para evitar perder las semillas que caen al suelo, se puede colocar un papel al contorno de la planta.
Flores de lechuga empezando a secarse

Cuando las semillas se encuentran secas y se desprenden con facilidad, se corta toda la inflorescencia con cuidado de no dejar caer muchas semillas y se coloca en una bandeja, luego con ayuda de las manos se empieza a agitar y remover las inflorescencias buscando que las semillas caigan dentro de la bandeja; el resto se elimina.
Extracción de semillas de lechuga 

Al final se va a obtener las semillas, pero no van a estar puras pues se van a encontrar mezcladas con paja y pelusa; para separar la paja se puede utilizar un pequeño trozo de tela de tul como tamiz.
Tamizado de semillas 

Para separar la pelusa, se debe soplar con cuidado sobre puñados de semilla para que los cuerpos finos salgan volando; para esta actividad se recomienda usar lentes para evitar que la pelusa entre en contacto con los ojos.
Soplado de la pelusa para separarla de las semillas

Luego de todo este proceso se va a tener una semilla limpia en un 90% y lista para sembrar; en caso todavía no se siembre se debe almacenar en envases de plástico o de vidrio cerrados; y colocados en lugares  de ambiente fresco (donde la temperatura no sea elevada) y seco (con baja humedad).
Semillas de lechuga

ARTÍCULOS RELACIONADOS


3 comentarios:

  1. Muy útil el post, se los agradezco, y los felicito.

    ResponderEliminar
  2. exelente explicación , gracias

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Pensaba que se esquejaban y nunca he visto una semilla de lechuga.

    ResponderEliminar