martes, 25 de diciembre de 2012

CULTIVO DE NABO

Las características del manejo y crecimiento en esta entrada están referidas para la ciudad de Lima - Perú y van a ser diferentes si se desea imitar  su cultivo en otras ciudades del Perú o de otros países.
Algunos datos técnicos del cultivo de nabo son:
________________________________________________________________________ 
Nombre científico: Brassica campestris L. ssp. rapa
Familia: Brassicaceae

Características: 
Es una planta herbácea de rápido crecimiento que llega a desarrollar una raíz fibrosa comestible de forma alargada, color blanquecino y de sabor ácido ligeramente picante, las hojas también son alargadas y de color verde, la planta puede alcanzar una altura de 30 – 40 cm. dependiendo del cultivar. 
                                                                                 Nabo

Condiciones de cultivo: 
Para el desarrollo adecuado del cultivo se requiere de suelos bien preparados (sueltos), de profundidad baja (de 20 – 30 cm.) y mezclados con buena cantidad de abonos (compost o humus de lombriz).

Las mejores condiciones ambientales para su crecimiento se desarrollan en climas ligeramente cálidos (donde las temperaturas mínimas son de 15°C y las máximas de 20°C.), sin embargo en la costa peruana se puede cultivar durante todo el año.

Requiere de riegos abundantes durante todo su cultivo, en especial durante el desarrollo de la raíz fibrosa, debido a que carencia de este elemento puede ocasionar rajadoras y el desarrollo de un sabor amargo. Sin embargo, cuando la cosecha se encuentra próxima se debe evitar los riegos excesivos porque se favorece el desarrollo de bacterias que pudren la raíz fibrosa, matando a la planta.

Una condición importante para el desarrollo de la raíz fibrosa es la buena iluminación de la planta durante toda su etapa de crecimiento, pues una carencia de este elemento por competencia con otras plantas (ubicadas a poca distancia) puede causar la no formación de esta y el desarrollo excesivo del tamaño de las hojas.

Cosecha: 
En climas cálidos empieza aproximadamente a los dos meses de cultivo (desde la siembra) y en invierno puede demorar hasta dos semanas mas; por ello se puede afirmar que es una de las hortalizas de rápida cosecha y de adaptación a cualquier condición.
La cosecha se realiza manualmente extrayendo toda la planta con cuidado de no arrancar las hojas, para evitar este problema se suele regar uno o dos días antes de  modo que la tierra se encuentre suave y facilite las labores. Las plantas cosechadas se pueden agrupar en cantidades de 4 - 6 unidades según su tamaño y se amarran en atados que posteriormente son lavados y vendidos.
Las partes comestibles de las plantas son la raíz alargada fibrosa y las hojas, siempre y cuando éstas últimas sean tiernas pues a mayor edad de cosecha presentarán un sabor más amargo y picante.
_________________________________________________________________________ 
CRONOGRAMA DE LABORES DE CULTIVO 
15/ Octubre 2012: Obtención de la semilla, preparación del suelo y siembra (día 0) 
Con el afán de cultivar nabos para luego poder elaborar encurtidos, fui al mercado más cercano y en el puesto donde comercializan plantas ornamentales y abonos compré un sobrecito de semillas de un gramo, cantidad suficiente para un pequeño biohuerto de 2 m2. Luego, busqué una pequeña área donde poder sembrar esta hortaliza, es así que decidí utilizar una parcela que acababa de ser cosechada de cebolla china. 

La preparación del suelo se realizó removiendo el suelo con ayuda de una lampa de mano (de las que se usan en jardinería), no se realizó mucho esfuerzo porque la tierra estaba suave; luego, se incorporó medio kg de humus de lombriz por m2 para reactivar a los microorganismos de suelo. Con ayuda de la lampa de mano se niveló toda la parcela y se hicieron surcos de 20 cm. de separación; luego, se procedió a regar todos los surcos, cuando la humedad descendió se realizó la siembra haciendo agujeros de 1 cm de profundidad y depositando 2 semillas cada 8 cm de distancia, se tapó con cuidado y se roció agua por aspersión (con un rociador tipo ducha conectado a una manguera) para sellar el suelo donde se hizo la siembra. 
Preparación del suelo

20/ Octubre 2012: Emergencia de las plantitas (día 5) 
A los 5 días después de la siembra empezaron a emerger las plantas mostrando dos hojas de forma de corazón, las cuales difieren de las hojas de forma alargada que caracterizan al cultivo, para que sigan creciendo de forma uniforme se realizó otro riego por surcos.  
Plantas de nabo de dos semanas de vida

04/ Noviembre 2012: Deshierbo y aporque de plantas (día 20) 
Ante el rápido crecimiento de las malezas (hierbas malas) alrededor del cultivo se tuvo que realizar el deshierbo extrayendo con las manos las plantas desde la raíz para evitar que vuelvan a rebrotar, además con ayuda de la lampa de mano se acumuló tierra alrededor de la base de las plantas para poder levantarlas y fijarlas verticalmente.  
                              Plantas de nabo de un mes de vida antes del deshierbo

16/ Diciembre 2012: Cosecha (día 62) 
Cerca de la novena semana de cultivo se realizó la tan esperada cosecha, para esta fecha las raíces poseían un diámetro de entre 5 – 6 cm., y la planta presentaba de entre 4 – 6 hojas. Con ayuda de las manos se extrajo las plantas con cuidado, luego se separaron las hojas, se hizo el lavado de las raíces y se cortaron en rodajas con las que se elaboraron encurtidos. 
Raíces de nabo próximas a cosecha

 RECOMENDACIONES

El nabo crece rápidamente por ello si se desea abonar el cultivo, se debe realizar a la siembra y con humus de lombriz el cual es el abono de más fácil absorción por las raíces.

Este cultivo no está adaptado al trasplante (extracción de la planta y siembra en otro lugar), porque las raíces son delicadas y al quebrarse ocasionan la muerte de toda la planta.

Esta planta es muy sensible al exceso de sombra, ello provoca un crecimiento excesivo de las hojas y el casi nulo engrosamiento de la raíz comestible. Por ello, se recomienda realizar la siembra con una separación de plantas de entre 8 – 10 cm.

La falta de riego produce el sabor amargo de las raíces fibrosas, por otro lado, luego de un periodo de sequía, al reponer el riego se producirá un rajado de la raíz conocido como “golpe de agua”.

Si la cosecha no se realiza a tiempo toda la planta empieza a desarrollar un sabor picante, haciéndolo inapropiado para el consumo.

1 comentario: