jueves, 17 de noviembre de 2016

COMO OBTENER PLANTAS DE YUCA

La yuca, mandioca o tapioca (Manihot esculenta) es una planta que desarrolla varios tallos de entre 1.50 – 2.50 m. de altura, de cuyos nudos emergen hojas de gran tamaño, dentro del suelo se forman varias raíces reservantes alargadas de color marrón y pulpa blanquecina o crema; estas raíces son muy consumidas debido a su agradable sabor y su elevado contenido de almidones, por lo que aportan gran cantidad carbohidratos y energía en la dieta humana.

Esta planta se cultiva principalmente en zonas tropicales, pues crece adecuadamente en temperaturas elevadas y con abundante agua; por lo que en el Perú se cultiva principalmente en la selva y en la costa norte; en la costa central también se cultiva pero solo en los meses cálidos (Octubre – Abril). El periodo de cultivo se encuentra entre los 4 – 8 meses dependiendo del cultivar o tipo de yuca sembrada, pues en costa se suele sembrar cultivares precoces, pero que producen raíces mas delgadas que las tardías.
Los tallos de yuca se usan para producir nuevas plantas

Pasos para obtener plantas de yuca
Esta planta se propaga principalmente a través de porciones de tallo de entre 10 – 20 cm. Los cuales al enterrarse emiten raíces y brotes, lo que asegura la formación de una nueva planta. Los pasos para la propagación de la yuca son los siguientes:

Obtención de tallos de yuca: Estos se pueden encontrar en los mercados mayoristas, pues las raíces vienen de los campo de cultivo dentro de sacos donde los tallos son amarrados a la parte superior de los sacos. Se debe escoger los tallos mas gruesos pues poseen mayor cantidad de reservas de nutrientes y que no presenten signos de pudrición, no importando si tienen hojas, pues estas se desecharán antes de la siembra.
 Obtención de tallos de yuca del mercado

Preparación de los tallos: Los tallos colectados mas gruesos se cortarán en trozos de entre 15 – 20 cm, se debe considerar que cada uno de estos trozos tenga por lo menos 4 nudos o bases de donde emergen las hojas; pues de estos nudos es de donde emergerán las raíces, en la porción enterrada en el suelo y nuevos tallos en la porción que quede sobre la superficie. Se deben cortar las hojas, pero se debe dejar una parte de la base de las mismas para poder saber cuál es la parte superior e inferior de los trozos. Si los trozos están muy deshidratados se pueden sumergir en agua hasta la mitad por una hora como máximo.
Porciones de tallo de yuca listas para la siembra

Siembra de tallos: Previo a la siembra, el suelo debe estar preparado, es decir suelto y en surcos de entre 50 – 80 cm. de ancho, de manera que pueda enterrarse con facilidad la mitad de los trozos en la parte media del surco, se debe considerar que la parte enterrada esté lo mas cerca de donde va a discurrir el agua de riego para que pueda absorber este elemento y brotar raíces, además de tener en cuenta que la parte inferior del tallo original sea la que se encuentre enterrada, por ello la necesidad de dejar una hoja o una marca para que nos sirva de guía.
Siembra de porciones de tallo de yuca

Riego: Inmediatamente después de la siembra se debe regar abundantemente para estimular el brotamiento; el riego debe repetirse cada 3 – 5 días dependiendo del clima.

Aporque y deshierbo: Luego de 30 – 45 días desde la siembra se debe realizar el aporque es decir amontonar tierra alrededor de la base de la planta para mejorar su enraizamiento y desarrollo, además de alejar la base de la planta del agua para evitar pudriciones. En este momento se aprovecha para deshierbar y abonar con compost o humus de lombriz. El abono se entierra alrededor de la base de la planta.
Planta de yuca en crecimiento

Si sigues todos estos pasos tendrás tu planta de yuca cuyos tallos y hojas crecerán rápidamente, sin embargo las raíces reservantes estarán listas para la cosecha entre 4 - 8 meses dependiendo del cultivar que has sembrado. Recuerda que puedes volver a utilizar los tallos que han crecido como semilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario